Institución de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano – Secretaría Distrital de Educación – Resolución 2178 de 2015

info@escuelaaminariza.edu.co
(+57) 315 752 2193
(+57) 301 741 6269

Cr. 45B # 90-173 Barranquilla
info@escuelaaminariza.edu.co

Investigadores: Dr. Amin Ariza Fontalvo, Dra. Candelaria Contreras

Los tratamientos estéticos post quirúrgicos son procedimientos complementarios a la cirugía estética, que ayudan a reducir de manera significativa el tiempo de recuperación del paciente. El objetivo principal de estas terapias es minimizar el riesgo de las posibles complicaciones de la CX. por medio del drenaje linfático.

El drenaje linfático se puede efectuar de forma manual o de forma mecánica asistida por aparatos manejan tecnología de punta.

Reconocidos investigadores de la Escuela Dr. Amín Ariza han creado protocolos estéticos que combinan los procedimientos de drenaje linfático manual + el uso de aparatos de última tecnología. Estos protocolos incluyen una preparación pre quirúrgica y el tratamiento post quirúrgico que garantiza el éxito y eficacia de la recuperación de los pacientes luego de la cirugía Estetica. Los aparatos implementados en estos novedosos protocolos estéticos son: ozonoterapia, radiofrecuencia, presoterapia, ultrasonido, lampara infraroja

Los logros obtenidos con estos protocolos de drenaje linfático manual + aparatología son:

Los investigadores concluyen el estudio compartiendo todas las evidencias que conducen a mostrar la importancia del uso de protocolos estéticos que combinen tratamientos manuales + el uso de aparatos con el objetivo de garantizar la rápida y óptima recuperación luego de una cirugía  Estética. Se demostró que las técnicas manuales o con aparatos por sí solas no tienen resultados tan efectivos como el uso de la combinación de ambos procedimientos durante el proceso de post operatorio.

  • Reducir el tiempo de periodo post operatorio.
  • Reducir las molestias y favorecer la rápida sensación de bienestar en el proceso de post operatorio.
  • Favorecer la rápida reabsorción de edema y equimosis.
  • Facilitar el proceso de regeneración de los vasos linfáticos y capilares dañados por la intervención quirúrgica.
  • Mejorar la apariencia de la piel.
  • Facilitar la recuperación de la sensibilidad de la piel.
  • Fomentar la rápida recuperación de los tejidos afectados por la intervención.
  • Acelerar el proceso de reabsorción de zonas fibrosas.
  • Facilitar la retracción de la piel.
  • Evitar la inadecuada cicatrización de la piel (enrojecimiento y enquistamiento).
  • Promover la confianza y seguridad pre y post quirúrgica del paciente.
  • Realizar un seguimiento y acompañamiento permanente durante el proceso de recuperación del paciente.

Partiendo de la buena aplicación de la aparatología, teniendo siempre presente la fase inflamatoria, para así poder proceder a su aplicación ya que si se realiza antes de tiempo puede incurrir en un mayor trauma.